Campanya de la Iglesia Diocesana 2019: Germanor

Apreciados:

 Todos nosotros formamos parte de la Iglesia desde el momento en que recibimos el bautismo. En la Iglesia, en cada una de nuestras parroquias y comunidades hemos crecido en la fe que recibimos en el bautismo cuando nuestros padres nos llevaron a la Iglesia. En nuestras comunidades nos sentimos como en casa, formando parte todos nosotros de la misma familia, de la gran familia de los hijos de Dios que quieren poner en práctica el amor de Dios y vivirlo de verdad. Es por ello que podemos decir acertadamente con el lema de la campaña de Germanor de este año que “Contigo, somos una gran familia”.

 

De esta gran familia diocesana, presente en las 121 parroquias del Vallés Oriental y el Vallés Occidental, y también a través de las comunidades religiosas, de las escuelas, de los movimientos y entidades eclesiales quisiera compartir con vosotros algunas acciones pastorales llevadas as término de entre toda la actividad que se realiza en la parroquias y delegaciones y que se convierten en verdaderos motivos de gozo que nos hacen vivir con esperanza.

 

El pasado año promulgué un nuevo plan pastoral que significativamente tiene como  título “Una Iglesia al encuentro de la persona” ya que este es uno de los objetivos que nos hemos propuesto como familia diocesana para próximos años para trabajar de manera coordinada y orientar las acciones diocesanas.

 

Fruto del trabajo del curso pasado este verano ha tenido lugar la sexta peregrinación de jóvenes a Santiago de Compostela. Tomaron parte en ella 310 jóvenes de las parroquias y comunidades de toda la diócesis. Ha sido una verdadera experiencia eclesial de crecimiento en la fe a través de una buena convivencia entre todos, obispo, presbíteros y diáconos, catequistas y jóvenes. Salir al encuentro de los jóvenes significa crear espacios de encuentro, de celebración y de crecimiento en el seguimiento de Jesucristo. La peregrinación se ha convertido en la punta de lanza de un trabajo intenso realizado a lo largo del curso que también va dando sus frutos en la pastoral vocacional.

 

También ha sido importante todo el trabajo coordinado que se realiza desde Cáritas Diocesana y la acción caritativa en cada parroquia y en cada grupo. Este año se han puesto en marcha un buen número de proyectos de carácter local que ayudan a movilizar las personas en favor de los más desfavorecidos, saliendo a su encuentro para ayudarles a vivir su dignidad de hijos de Dios. La Jornada del Pobre que tuvo lugar en el Recinto ferial de Sabadell reunió más de mil personas el mes de noviembre próximo pasado en una celebración de la Eucaristía y un banquete fraterno.

 

Seguro que podría compartir con vosotros más elementos que nos hacen vivir con esperanza nuestra pertenencia a la Iglesia. Estos son unos ejemplos que deben ayudanos a sentirnos miembros de ella y colaborar con ella.

 

Así pues, una vez más agradezco vuestra colaboración responsable para mantener todas las actividades de las parroquias y de la diócesis.

 

+ Josep Ángel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa.